Microsoft ha recomendado a empresas y otras organizaciones que utilizan la versión de Windows 10 1809 para PCs que no instalen la actualización del 15 de octubre, la segunda de este mes. El problema, en sus términos más técnicos, radica en que causa problemas de seguridad en los dispositivos que utilizan el Windows Defender Advanced Threat Protection (ATP).

Como anunciaron el pasado jueves desde su página de soporte, Windows recomienda a todos sus usuarios que no instalen el parche de actualización KB4520062, que no es de descarga obligatoria, por lo que este fallo no habrá afectado a todos los dispositivos. El fallo afecta a los PC con Windows 10 versión 1809 y la versión para servidores Windows 2019.

El motivo por el que recomiendan que no se descargue esta actualización es que podría inhabilitar las herramientas del servicio Advanced Threat Protection (ATP) de Windows Defender, el antivirus de serie del sistema, provocando que este deje de enviar información para el control de la seguridad de los dispositivos.

“El servicio ATP podría dejar de ejecutarse y de enviar datos de informes. También puede aparecer el error 0xc0000409 en el Event Viewer de MsSense.exe”, han explicado desde Microsoft.

Desde la compañía instan que nadie se descargue la actualización KB4520062, mientras que siguen investigando el problema y trabajando en arreglarlo a mediados de noviembre, según los planes de Microsoft.